He sacado de tus labios
tres frases.
Las he desmembrado,
enlazado
y con ellas he hilado
un conjuro.

Una historia
en la que sufro
alienada,
recordando
el porvenir, y suscitando
presagios
que desconoces.